• C.Belén Sánchez

De flores parte I : flores que se comen

Para la gente que me conoce no es un secreto que me encantan las flores, sus colores, formas , tamaños y  especies hechizaron mi corazón hace muchos años.

Por eso, he decidido hacer una serie de entradas donde las protagonistas son ellas.

El primer post dedicado a estos delicados seres, está escrito desde un punto de vista culinario, tan de moda últimamente gracias a los talents shows dedicados a la cocina, porque si, hay flores que también se comen.

Para introducir el tema, y por si hay algún despistado, las flores son la parte sexual de la planta, y son las encargadas de producir las células que una vez fecundadas darán origen a las semillas que formaran una nueva planta. Esto así explicado a muy groso modo.

Y aquí os traigo algunas de  las flores comestibles más comunes y que podréis encontrar fácilmente, incluso las tendréis por casa, con alguna receta que he hecho o que he visto por la red.

Azahar

Las  flores de los cítricos. Con ese perfume tan característico, se pueden usar tanto en platos dulces como salados. La forma mas común de encontrarla es en esencia, ingrediente principal de, por ejemplo, el roscón de Reyes.

Begonia

Sabor algo ácido. Perfecta como decoración para carnes y dulces. La podemos encontrar en varios colores, pero los más comunes son el rojo y el rosado. Según la variedad sus hojas también van del verde hierba al verde con toques morados.

Clavel

¿todos habéis tenido alguna vez alguno, verdad? Es una flor que me gusta mucho, ademas abarca todos los colores: blancos, amarillos, rosas, rojos, granates, jaspeados… Su sabor es de los mas dulzones que hay, hablando de flores claro.  Quedan perfectos decorando tartas.

Geranio

La flor por excelencia de las macetas, fácil cultivo y muy agradecida. Su olor característico se transforma en un sabor ácido en la boca. Al igual que pasa con el clavel, el geranio también tiene multitud de colores y sus flores combinan a la perfección con carnes.

Jazmín

De pequeña, teníamos un jazmín, donde veraneábamos y me recuerdo absorbiendo el néctar por la parte de bajo de la flor. Extremadamente fragante y dulce, en repostería y cócteles son muy utilizadas.

Lavanda

Diminutas flores con un delicado aroma, que irremediablemente me transportan a la montaña, a la tierra mojada… Hace algún tiempo hice esta receta de galletas de lavanda Silvia Marty (la pelirroja de Upa Dance) que tiene un espacio en Canal Cocina y tenían un sabor extremadamente delicado.

Pensamiento o Violas

Flores de colores delicados y aterciopeladas que visten cualquier plato de etiqueta. En la sección de verduras de algún supermercado ya las he visto como ingrediente de alguna ensalada, pueden decorar tartas o platos fríos. Esta nochebuena, en nuestro menú estarán  incluidas.

Me recuerdan tanto a Alicia en el país de las maravillas…

Romero

¿Sabéis el dicho, quien va al monte y no coge romero no encuentra el amor verdadero?Pues si lo trasladamos a la cocina, seria algo así como si quieres que tus guisos tengan un toque campestre, pon romero.

Yo lo uso para carnes y en un puré de calabaza asada que está buenísimo.

En su versión más dulce tenéis esta receta de bizcocho de miel y romero también de Silvia Marty. Para los amantes de la miel, es una receta perfecta.

Rosas

La flor del amor… pero no de mis favoritas. La usé una vez rememorando una receta de uno de mis libros favoritos: Como agua para chocolate, de Laura Esquivel. 100% recomendable tanto el libro como la receta. Dejo el link de donde saqué la receta  aquí

Un blog muy interesante para los amantes del cine y la gastronomía.

Tagete

Con su olor mezcla de limón y miel, funciona bien, tanto con platos dulces como salados. Lo podemos encontrar en color amarillo o naranja. Sus pétalos por separado, funcionan perfectamente en ensaladas.

Por si alguien no la conoce, es la flor usada en la batalla de flores de Valencia en el mes de Julio.

Hay muchas más flores comestibles, pero estas son las más comunes, las que podréis encontrar con más facilidad y las que he usado y me han gustado.

Para estas Navidades, podéis sorprender a vuestros comensales usando alguna, tened en cuenta que hay flores como el pensamiento o la begonia que quedan mejor enteras y otras, como el clavel o los tagetes, que hay que ‘desmenuzar’ y separar los pétalos. Es una simple cuestión estética.

Poned a prueba la imaginación, seguro que triunfáis.

¡FELIZ NAVIDAD!

¡LLENAD VUESTROS DÍAS DE FLORES Y COLORES!

#deflores #FLORES #floresquesecomen #navidad

1 vista

©2018 by Succulenta. Proudly created with Wix.com