• C.Belén Sánchez

El jardín de la casa del Greco, donde nunca paseó

El greco (Doménicos Theotocópoulos) fue un pintor procedente de Grecia que se instaló en Toledo sobre el año 1550, donde desarrolló gran parte de su obra.

Vista de Toledo, El Greco


Pero en este post no voy a explicar las virtudes de su pintura, de la que lamentablemente no conozco demasiado.

Hace un mes visitábamos la Toledo y una de las visitas obligas a la ciudad es el museo del Greco. Este museo se encuentra ubicado en una fiel reconstrucción de lo que podría haber sido la casa del Greco, pues realmente nunca vivió en ella.

Entrada al museo


Un poco de historia nunca viene mal. El proyecto de reconstrucción del hogar del pintor lo inicia a comienzos de siglo el mecenas Don Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer, II marqués de la Vega-Inclán (1858-1942) junto con el arquitecto Eladio Laredo, quien rehabilito y reconstruyo un conjunto de edificios en ruinas que adquirió el marqués y donde se sospechaba que podía haber vivido el Greco.

En un primer momento se encontraron con la dificultad de decidir el estilo que hubiera tenido la casa. Basándose en las ruinas del patio que encontraron en el solar, decidieron construir la casa al estilo mudéjar.

Fotografia tomada el año de apertura


La decisión de elegir como arquitecto a Eladio Laredo no fue otra que su amplio conocimiento del estilo mudéjar y de sus características pues el marqués quería cuidar al máximo todos los detalles en la reconstrucción de la casa palacio.

Tal era el afán del marqués porque todo fuera perfecto que se contrato a artesanos de la ciudad que todavía trabajaban con las técnicas de yesería mudéjar para recrear la decoración , así como a carpinteros que fabricaron muebles y puertas y ventanas adecuados a una casa palacio de la época. Incluso los utensilios de cocina u otros enseres de la vida cotidiana fueron delicadamente seleccionados.

Detalle de la madera y la yesería


El uso de plantas en macetas es muy característico de los jardines estilo árabe


Detalle del interior de la vivienda


Y llegamos a la parte que mas me impresionó. El patio. Me impresionó porque no esperaba encontrármelo y porque fue capaz de transportarme a los jardines andaluces de los árabes con todos sus encantos y matices. Se respetó el estilo de un “cigarral” toledano (antiguas casas de campo donde la nobleza se evadía de la calurosa ciudad) y aun hoy conserva del diseño original el escalonamiento a tres niveles, la pérgola y la taza a nivel del suelo.

Vista de la primera planta del jardín


En el patio se ven los motivos característicos del arte mudéjar en los jardines:Agua en varias fuentes, simetría y diferentes tipos de pavimentos y azulejos de estilo árabe separan las estancias tanto del jardín como de la parte interior de la casa.

Fuente enterrada al estilo mudéjar 


Detalle de los azulejos estilo árabe


Escaleras que dan acceso al último nivel


Aspidistras en macetas, rosales de múltiples colores, margaritas, cipreses, aromáticas, granados, calas y enredaderas dan la nota de color y perfuman esta sorpresa de jardín de la casa del greco donde nunca vivió.

Toledo es una ciudad de gente encantadora, manjares y dulces sabrosos y por estas cosas suele visitarse.  Quizá ahora, visitar el jardín del Greco sea otro motivo para venir a Toledo. Sin lugar a dudas, al pintor también le hubiera gustado pasear por él.

#ElGreco #Toledo #estilomudejar #jardines #pintura #jardínsorpresa #museo

0 vistas

©2018 by Succulenta. Proudly created with Wix.com