• C.Belén Sánchez

Flores y además curan

La gente de un planeta sin flores pensarían que estamos locos de alegría todo el tiempo por tener este tipo de cosas entre nosotros

Iris Murdock

El otro día, después de una gran comida, cuatro  personas de las cinco que estábamos sentadas a la mesa nos pedimos una infusión. Dos optaron por la manzanilla y mi compañero  y yo elegimos el poleo (la manzanilla me recuerda demasiado a cuando estás enfermo)

Manzanilla


Es muy típico en la cultura española, acabar los banquetes con algún brebaje que rebaje lo ingerido y es por todos sabidos que hay algunas hierbas que cumplen este cometido. Es probable también que mucha gente conozca que las partes que consumimos son las flores.

Las flores  no sólo sirven para aliviar los estómagos cargados, en algunos casos nos  curan un resfriado (Mejorana) apaciguan los dolores menstruales (Orégano) nos devuelven el apetito (Menta piperita)  o nos desinflaman la piel (Sauco). Y así miles de flores que antiguamente se usaban de forma habitual recién recolectadas y que hoy en día forman parte en forma de principios activos de la mayoría de ungüentos que nos venden en las farmacias o tiendas especializadas .

Orégano


Sauco


Pero todas estas dolencias son físicas, ¿Qué pasa cuando nuestros males son algo más abstractos? Pues según el señor Bach, del que luego hablaré, las flores también se ponen al servicio del ser humano.

Hace algunos años, conocí de la mano de una persona que sufría ansiedad esta teoría basada en el maravilloso mundo de las flores: LAS FLORES DE BACH

Edward Bach fue  un doctor nacido  en las afueras de Birmingham (1886) especializado en patología, bacteriología y homeopatía.

Sufrió una salud un tanto debilitada, y tras el anuncio que le hizo un cirujano que le operÓ durante la guerra, de que no iba a durar mucho tiempo, hizo lo que mejor sabía hacer: ayudar a los enfermos.

Contra todo pronóstico el Dr. Bach fue sintiéndose mejor cada día y llegó a la conclusión que el estado de ánimo y mental afectan de manera directa y muy poderosamente a la salud física.

Su trabajo con las bacterias y la realización de vacunas le condujo hacia un  modelo de estudio donde no todo dependiera de la propia enfermedad, así que empezó a recolectar las flores que se iba encontrando en los márgenes de los caminos y en los campos y empezó a trabajar con ellas.

Junto con Nora Weeks creó el centro Bach en Oxfordshire, donde trabajó con las flores hasta su muerte (1936).

Primero elaboró doce esencias florales a las que llamó Doce curadores. Luego añadió siete preparaciones más a los que llamo Auxiliares. Finalmente preparó 19 remedios mas sumando así los 38 aceites esenciales que forman la teoría.

El Brezo ayuda a personas ensimismadas y centradas en ellas mismas que hablan excesivamente y no escuchan


Olivo contra el agotamiento total, físico o mental


El Escaramujo combate el desinterés, la apatía la resignación y la falta de motivación.


Lo sobrenatural, los presagios y el temor se cura con el Alamo


Soñadores, distraídos, que evaden la realidad y fantasiosos, la Clemátide os puede ayudar


La Achicoria le servirá a las personas con personalidad posesiva y manipuladora y que ademas se inmiscuye en los asuntos de los demás


Y así hasta sumar las 38 flores.

Actualmente, la terapia con las flores de Bach está integrada dentro de la homeopatía como terapia médica alternativa. No se ha demostrado su eficacia científicamente  y solo están reglamentadas legalmente en Cuba y Chile.

Personalmente no las he probado  y aunque es cierto que coincido con la hipótesis de que nuestros estados mentales afectan a los físicos, la idea de que con la ingestión de una flor mejore nuestro bienestar anímico me resulta algo increíble.

Sin embargo tengo una certeza que muchos compartirán: admirar un campo lleno de flores una mañana soleada, ponernos una camiseta con motivos florales, decorar con flores nuestro hogar u oler un perfume con notas florales sin duda le sube el animo a cualquiera.

Asi que Dr. Bach coincido con usted en que las flores alegran el alma y el espíritu, y son una medicina al alcance de  todos que curan al olerlas, tocarlas, verlas y como usted dice, comerlas.

#FLORES #floresdebach #plantasquecuran #remediosnaturales

0 vistas

©2018 by Succulenta. Proudly created with Wix.com