• C.Belén Sánchez

La reina de la Navidad, después de la Navidad

Ya hace unas semanas, incluso un mes en algunos sitios, que estamos viendo que la reina de la Navidad ha vuelto. Si, hablo de la flor de pascua, flor de navidad, poinsettia o mas científicamente hablando la Euphorbia pulcherrima .

Todos los años  llegamos a casa con nuestra planta de Navidad bajo el brazo y la colocamos en un cubremacetas  de colores relacionados con las fechas, rojo, dorado… Hay quienes son más valientes y no sólo compran la planta de toda la vida de color rojo. Los más arriesgados se atreven con alguna de las variaciones que hay hoy en el mercado como rosas, variegadas o amarillas.

Nuestra querida amiga pasará las próximas semanas dentro de casa con la calefacción a tope y cuando veamos que está un poco mustia nos acordaremos de regarla.

Pero, ¿qué pasa cuando se acaba Navidad con estas plantas? Pues la mayoría de veces  no muy bien.

En este artículo os cuento características, cuidados y mantenimiento de la flor de Pascua.

La flor de Navidad pertenece a la  Euphorbiaceae, una familia muy amplia que por ejemplo engloba alguna especie de succulenta como la Euphorbia trigona

Proviene de Centro América, Méjico.

Lo que  más llama la atención son sus vistosas flores, pero esta planta guarda un secreto…lo que pensamos que son las flores no lo son en realidad. Sus flores son  pequeñas, con envoltura verde-amarillenta, y están rodeadas de las vistosas brácteas que consideramos las flores.

Normalmente cuando la compramos va empaquetada en una bolsa de plástico y al destaparla, ¡sorpresa! La mayoría de las hojas del interior están secas o mustias. Esto ocurre porque en el interior de la bolsa se acumula mucha humead y estas plantas son bastante rusticas en lo que a humedad se refiere, así que el exceso no les sienta demasiado bien. Es conveniente eliminar estas hojas y dejarla lo más ‘limpia’ posible por dentro para que este aireada.

Sus hojas deberían tener un aspecto verde y vigoroso.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, esta planta esta más a gustito al sol o en una zona de sol y sombra, así que imaginad lo bien que está dentro de casa… Ponerla cerca de una ventana donde le de el sol es el lugar adecuado para que nos dure más tiempo. Si el sitio donde mejor queda dentro de la decoración navideña no es cerca de una ventana soleada una buena solución es moverla antes de que lleguen los invitados a que tome el sol y después devolverla a su ‘sitio ideal’.

Uno de los fallos más comunes que cometemos con las plantas es el exceso de riego, está planta concretamente requiere un riego moderado, es decir que la tierra no esté muy mojada cuando la toquemos.

Si después de estos consejos hemos conseguido que nuestra Poinsettia sobreviva a la navidad es buen momento de hacer algunas labores de mantenimiento.

Fijaos si le salen raíces por la maceta. Si es así, hay que trasplantarla a un recipiente más grande. Su sistema radicular es bastante esparcido por lo que si tenéis que elegir, escoged una maceta más ancha que alta.

Si tenéis la suerte de poder trasplantarla al exterior y en suelo, os recomiendo que esperéis a que llegue un poco de buen tiempo. Paradójicamente a su momento de aparición, es bastante sensible al frio, así que buscad un lugar un poco resguardado.

Si su lugar definitivo es en el exterior, tened en cuenta que va a crecer y que puede alcanzar los 4 metros de altura con forma de arbusto si está en buenas condiciones.

La poda es muy importante en esta planta, sus hojas son caducas así que se van muriendo muy rápidamente, por lo que hay que eliminarlas al igual que las falsas flores.

Si seguís estas pautas, pronto comenzara a crecer rápidamente pues tienen un crecimiento muy vigoroso.

Muy importante, no os toquéis la nariz con las manos manchadas de su abundante látex al romperse las hojas, es muy urticante. Pero tranquilos, solo con las fosas nasales, a no ser que tengamos algún tipo de alergia nuestras manos están a salvo.

¿Os imagináis que el año que viene no compráis la flor de navidad porque ya la tenéis?

Y no solo lo digo porque seguro que este año la tratáis mejor, si no porque podéis reproducirla. Es bastante sencillo y se hace por esquejes de febrero a abril. Seguramente al coger el esqueje, de unos 5 centímetros aproximadamente, os saldrá el látex. Ponedlo debajo del grifo con agua fría para coagularlo y usad algún enraizante. Si conserváis el esqueje plantado en un lugar oscuro y con un pelín de humedad saldrá adelante.

Yo ya tengo mi planta de navidad en casa y este año me he propuesto que dure un poco más y espero que a vosotros después de leer el post también os pase. Es una lástima que su esperanza de vida sean sólo 4 semanas.

#arreglosflorales #poinsettia #jardiconsejos #Floresyplantas #navidad #euphorbia #FLORES #flordepascua

1 vista

©2018 by Succulenta. Proudly created with Wix.com